CICLO SINFÓNICO III – 22/23

Johannes Brahms. Canción del destino, op. 54         
Einojuhani Rautavaara. Misa de niños (Lapsimessu), op. 71    
Antonín Dvořák. Sinfonía n° 8 en sol mayor, op. 88


Brahms conoció el poema que inspiraría su Canción del destino cuando visitaba a sus amigos los Dietrich en Oldemburgo durante 1868. Albert Dietrich lo refería así: “Nos dijo que esa mañana temprano había encontrado los poemas de Hölderlin en la librería. Cuando más tarde nos sentamos a la orilla del mar a descansar, descubrimos a Brahms a gran distancia, sentado solo en la playa, escribiendo los primeros bocetos de Schicksalslied”. Generalmente, cuando Brahms estaba tan cautivado por un texto, la obra avanzaba rápidamente, pero le costó hallar un final satisfactorio y no la terminó hasta tres años más tarde. Es precisamente uno de los momentos más interesantes de la pieza: Brahms convierte el resignado final del poema en un epílogo optimista con la intervención solo de la orquesta.

Optimista y de una alegría podríamos decir “bucólica”, es la Octava sinfonía de un compositor admirado por Brahms, Dvořák. Aun cuando el músico checo nos presenta un ambiente sombrío, como sucede al inicio del primer movimiento, rápidamente lo disipa con un halo de esperanza. Dvořák revela el lado poético de la naturaleza, mostrando sus contrastes y dejando a un lado el rigor formal de composiciones precedentes. Más que optimistas, celestiales son las voces que escribió en 1973 Rautavaara en su Misa de niños o Lapsimessu. Es lo que se conoce como una “misa breve”, que presenta solo el Kyrie, el Gloria y el Agnus Dei para un coro a cappella, seguido cada uno de ellos de una meditación sobre el mismo material compuesta para cuerdas.


Fecha

08 Nov 2022

Hora

19:30

Etiquetas

Sinfónico-coral

Lugar

Auditorio Nacional de Música, Sala Sinfónica
Príncipe de Vergara, 146
Marzena Diakun, directora

Director/a

Marzena Diakun, directora

Solistas

Edward Caswell, director de coro
Ana González, directora Pequeños Cantores JORCAM
Disponibles a partir del 16 de agosto
Ir a Arriba